La organización Women´s Link Worldwide presentó ayer ante la oficina de la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre Trata de Personas una queja por la manera en la que diferentes autoridades españolas vulneraron los derechos fundamentales de una mujer nigeriana embarazada, presunta víctima de trata de personas, que fue deportada el pasado 17 de marzo de 2010 pese a que – de acuerdo con la nueva ley de extranjería – tenía derecho a un periodo de restablecimiento y reflexión.

Women´s Link argumenta que la actuación de las autoridades españolas antes y durante la deportación de la mujer violó sus derechos a la tutela judicial efectiva; a la integridad física y moral, pues no tuvo acceso a controles, pese a estar embarazada; al no retorno, dado que ella alegaba que pesaban sobre ella amenazas del tratante en caso de que regresara a su país de origen; a la vida; y a la protección especial como presunta víctima de trata. Todos estos derechos están consagrados  tanto en la legislación española como en los tratados internacionales ratificados por España. Women´s Link le pide a la Relatora que conmine al gobierno español a adoptar las medidas necesarias para proteger los derechos de las personas víctimas o presunta victimas de trata.

Por otra parte, le solicita a la Relatora que inste a  las autoridades españolas para que de manera urgente expidan la reglamentación de la nueva ley de extranjería, en especial del periodo de restablecimiento y reflexión. “En las actuales circunstancias, se necesita que el Estado aplique los tratados y las leyes nacionales que ya están en vigor para poder proteger los derechos de las víctimas”, recuerda Viviana Waisman Directora Ejecutiva de Women´s Link Worldwide.